Taller Prevención de Incendios Forestales 2024
Miércoles, 27 Marzo, 2024 - 12:45

La alcaldesa de Calp, Ana Sala, y los ediles de Urbanismo, Juan Manuel del Pino, y Tráfico y Seguridad Vial, Guillermo Sendra, mantuvieron ayer una reunión técnica en el Servicio Provincial de Carreteras del Ministerio de Transporte para abordar la construcción de la pasarela sobre la N332 y la mejora de los accesos a Maryvilla.

 

En el caso de la pasarela sobre la N332, el proyecto se encuentra estancado tras la renuncia de la empresa adjudicataria en 2020. Desde el Servicio Territorial trasladaron a los representantes calpinos la situación del procedimiento administrativo del proyecto y los obstáculos que han provocado la demora, como el contenciosos administrativo entre el Ministerio y la empresa adjudicataria que a su vez demora la nueva licitación.

 

Cabe recordar que el pleno del Ayuntamiento de Calp acordó en septiembre de 2022 solicitar al Ministerio de Transportes, las competencias y la financiación para la ejecución de este proyecto, unas obras consideradas urgentes y muy reivindicadas en el municipio.

 

Sin embargo ahora se plantea una solución global a los problemas de tráfico del acceso sur al municipio, solución ya no sólo a la circulación peatonal a través de la pasarela si no también a la circulación de vehículos por el túnel de acceso y salida a Calp. Dicho túnel fue construido hace más de 40 años y en la actualidad se muestra insuficiente para la densidad de tráfico que soporta la zona.

 

Como paso inicial el Servicio Provincial de Carreteras elaborará en los próximos meses un estudio previo sobre el tráfico de esta zona de la N332 para plantear posibles soluciones. Además el gobierno local ya prepara una reunión con el Director General de Carreteras en Madrid para intentar agilizar los trámites en esta zona.

 

Por otra parte, el gobierno local insiste en la construcción de un acceso legal a Maryvilla. En la actualidad no es posible entrar desde la N-332 a esta urbanización por existir una línea continua lo que obliga a los conductores a recorrer varios kilómetros para realizar un cambio de sentido no exento de peligrosidad. Y del mismo modo, los residentes de Maryvilla no tienen permitido acceder a la Nacional en sentido a Altea para lo cual han de dirigirse hasta la rotonda norte de Calp para poder llegar a su destino. A ello se suman las infracciones que en ocasiones se producen con el riesgo que conlleva para la seguridad vial.

 

El consistorio calpino propone al Ministerio como posible solución la construcción de carriles centrales en el PK 165+800 de la N-332 en el término municipal de Calp que permitirán dichos accesos, para lo cual la carretera tendrá que ser ampliada en dicho tramo.

 

No dejaremos de insistir en la necesidad de ayuda de la administración competente en la mejora de la seguridad vial en el acceso sur al municipio, retomamos el proyecto de la pasarela e iremos a Madrid para incidir en la necesidad de una solución inmediata”, ha señalado la alcaldesa.